viernes, 13 de abril de 2018

Puente de San Telmo.

 Última entrega de esta serie.







Cuando se construyó, la ciudad de Sevilla sólo tenía tres puentes.

Se tomó la decisión de hacerlo frente al edificio del salón Cristina, cerca del Palacio de San Telmo, porque al sur del centro se situarían muchas construcciones de la Exposición Iberoamericana de 1929, y se pensaba que la orilla opuesta podría ser urbanizada en el futuro.

La Dirección General de Obras Públicas eligió el proyecto del ingeniero José Eugenio Ribera.

El tramo central levadizo fue proyectado y montado por la empresa barcelonesa La Maquinista Terrestre y Marítima. El puente sería levadizo para favorecer el acceso de los barcos a los muelles del Arenal.

En octubre de 1.959 responsables del puerto y los de carreteras del Estado llegaron a un acuerdo para que el puente quedase bajado permanentemente.

Antes de su construcción, Alfonso XIII dijo que le preocupaba que el puente tapase la vista de la Torre del Oro desde el sur de la ciudad. Tras este comentario la rasante del puente se rebajó tres metros.

Cuando el puente se inauguró en 1931 el propio Ribera dijo:
"La hermosura de un puente debe obtenerse por la silueta de sus formas y por las proporciones de sus elementos. Sus parámetros de hormigón no deben ocultarse. Estamos en una era de sinceridad constructiva."

domingo, 8 de abril de 2018

Puente del Cachorro.







Su nombre proviene de la proximidad a la capilla del Patrocinio, iglesia desde la que hace procesión la hermandad del Cristo de la Expiración en Semana Santa.

Dado que este cristo es conocido popularmente por el "Cristo del Cachorro", el puente ha heredado también esta denominación.

jueves, 5 de abril de 2018

Puente del Alamillo.







Fue diseñado por Santiago Calatrava.
El primer proyecto constaba de dos puentes iguales, mirando cada uno en su dirección opuesta.
Sin embargo, el presupuesto no concebía el par, por lo que pudo erigirse sólo uno, construyéndose en el extremo opuesto un puente más convencional.

viernes, 30 de marzo de 2018

Puente de La Barqueta.



Se construyó como un puente peatonal, para pasar del centro histórico a La Cartuja.
Al fondo la moderna construcción de la Torre Sevilla.

sábado, 3 de febrero de 2018

Mis amigos los payasos.

Tengo un amigo que se llama Manolo.
A mi amigo le hace muy feliz "actuar" ...en todas las facetas de la vida.
Actúa en los escenarios como clown y su nombre artístico es Caskarujo.
Habitualmente le podemos encontrar en la Casa del Barrio de Carabanchel, un centro cultural auto-gestionado por los socios y vecinos del barrio.


Escenario de la Casa del Barrio.

Actúa también todos los días incansablemente, defendiendo los derechos por la dignidad humana, luchando contra las injusticias.
Además tiene su cabeza llena de poesía que necesita proclamar a los cuatro vientos, por eso escribe todos los días poemas como este:

Después de tanto esperar.
Olvidados, arrinconados, guardados los bellos.
Sentir.
Elixir avinagrado, caducado en las tripas del corazón.
Ya de nuevo ha hecho su aparición renovado, con brío.
Ya se acerca sin presentirlo ni quererlo.
Con pasos firmes, silenciosos. Aplomo de general pasando revista a sus tropas. Los edificios rectos en formación.
Como levitando un aura, Rufo se aproxima. Iluminando con su halo la triste negritud de la calle.
A tener enfrente la sonrisa dulce, tierna, ingenua. De campo, arboleda. Nacimiento de agua pura.
El alma doliente se dispone a partir. Toca su silbato. Como el Transiberiano.
Ilusionada. Amando, acompañada.
¡ lo que surja... !
El destino lejos.
El trayecto corto.
Para que preguntáis, si me puedo caer al andén del desaliento.
Con firmeza os digo,
Me aferraré al amor que me ofreció los pasos encarnados.







Boketo.
Polilla.
Chupinazo.
Flaviolo.
Lupitas galvanas.

Estos son los nombres de los payasos que actuaron junto a Caskarujo, y que nos hicieron pasar una maravillosa tarde rodeados de sonrisas.


El número de la silla orinal.







Actuando contra el machismo.








Dominada por el estrés.









El chico de la percha, ....consiguió dar vida a una percha !!!











Las cenizas del gato.













A todos ellos, muchas gracias por la magnífica actuación.









miércoles, 3 de enero de 2018

La tristeza de los maniquíes.

En plena vorágine consumista noto cierta ansiedad en las calles, la tensión es tal que incluso afecta a estas maniquíes que me he encontrado totalmente tristes, preocupadas tal vez por el futuro de la humanidad.